miércoles, 16 de enero de 2013

AMNESIA



Trastorno del funcionamiento de la memoria durante el cual un individuo es incapaz de conservar o recuperar información almacenada con anterioridad.


No me estoy refiriendo a la conocida discoteca ibizenca, sino a la definición que nuestra socorrida Wikipedia nos da sobre este vocablo, aunque después de una noche loca en ese garito es muy probable experimentarla en primera persona. Es un trastorno totalmente antónimo al “deja vu” que supongo que algún día los científicos encontrarán escondido en el código genético de nuestros políticos (sobretodo los catalanes). Esta introducción con toques “Chill Out” viene a cuento por la resolución ocurrida estos días del “caso Pallarols”.


Resumen de los hechos:
El empresario andorrano Fidel Pallerols, allá por 1994,  hizo un buen negocio impartiendo cursos de formación a parados gracias a subvenciones con fondos procedentes de la Unión Europea. Varios cargos del departamento de trabajo de la Generalidad de Cataluña, controlados por Unió Democrática, concedieron casi 9 millones de euros a las academias de Pallerols. El empresario en compensación “donaba” al partido presidido por Jose Antonio Duran i Lleida un 10% de esos fondos europeos. Esta trama llegó a los tribunales allá por el año 2000 como un presunto caso de financiación ilegal de Unión Democrática de Cataluña y de fraude de subvenciones. 13 años después el asunto se ha solventado con un “pacto” entre la fiscalia y los imputados consistente en la devolución a la Generalitat de 288.000 euros por parte de Unión Democrática y una reducción de las condenas y multas a los imputados salvándose así del ingreso en prisión.

Este es por desgracia el “penúltimo” ejemplo de la AMNESIA genética de nuestros políticos. Como bien dice Julia Otero (periodista, Onda Cero) no se recordaba desde el caso Roldán un episodio más cutre que el de unos caballeros autodenominados “cristianos” llevándose el dinero de los parados... una auténtica desvergüenza. El cristiano Duran i Lleida se llenó la boca de “honradez” en unas declaraciones a la cadena SER, allá por el año 2000, donde afirmó que si se demostraba esa financiacion irregular dimitiría. Pues dicho y hecho... ramalazo de amnesia y todo arreglado, porque como dice Jordi Évole (periodista, la Sexta) Dimitir no es un nombre ruso y en lugar de salir a la palestra y dar la cara sobre aquello que dijo y ahora no se acuerda, el sr. Duran i Lleida se ha ido... pero a Chile para participar en un seminario universitario sobre la repuesta del humanismo cristiano a la economía de mercado (parece un chiste pero es verdad... “humanismo cristiano”). Allí al otro lado del charco ha dicho:  - “En 2000 manifesté que si hubiese habido una situación irregular yo asumiría responsabilidades, no hay financiamiento irregular y las responsabilidades políticas ya fueron asumidas" ... y no pasa nada...  Entonces esos 288.00 euros ¿por qué los devuelven?

Pero la amnesia del sr. Duran i Lleida está a caballo entre el Alzheimer y el despotismo, ya que no para de amnesiarse a diario. Otro ejemplo está en la respuesta dada en su blog personal a la pregunta de un lector sobre si votaría a favor de la independencia de Catalunya, a lo cual respondió que NO. Sorprendente ¿o no? respuesta del líder de Unión Democrática que en coalición con Convergencia Democrática de Cataluña (liderada por Artur Mas) en las pasadas elecciones catalanas apostaron por la creación de unas estructuras de estado para Cataluña. El lider de Unió Democrática se asemeja a una epidemia de escorbuto, en la travesia emprendida por su socio (Artur Mas) en busca de la independencia de Cataluña, con su propuesta de “empezar de nuevo” en la elaboración de una nueva declaración de soberanía de Cataluña para buscar amplias mayorías sociales. 1,2,3, amnesia y tiro porque me toca. Resulta que el sr. Duran i Lleida por lo que apuesta (ahora...) es por un estado confederal (más amnesia por favor!!!). Eso lo decía el PSC en la última campaña electoral ¿verdad?

Como dice Pepa Bueno (periodista, cadena SER) estamos llegando a los límites de la paciencia.


4 comentarios:

  1. Tenemos paciencia (¿indiferencia?) para aburrir a las ostras, los amnésicos nos la seguirán metiendo siempre que quieran. Me los imagino en sus reuniones internas "No te preocupes, tu miente y roba sin problemas, en dos días nadie se acordará, y si se acuerda nos votará igual".

    Qué pena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las intenciones de este blog es ir recordando las mentiras, incongruencias, chanchullos y corruptelas de la estirpe política española (no se libra nadie de estar pringado). Y lamentablemente cuando estas ilegalidades salen a la luz la justicia no actua de forma ejemplar... Que pena.

      Eliminar
    2. Aplicable al PP en el caso Barcenas, que hasta hace poco le pagaban el abogado. ¿De dónde se pueden sacar 22 millones de leuros? De trabajar no, nunca.

      Eliminar