miércoles, 2 de enero de 2013

Paciencia



Actitud que lleva al ser humano a poder soportar contratiempos y dificultades para conseguir algún bien”

Dicen que “la paciencia es la madre de todas las ciencias” porque “quien no espera desespera”. Así que mi primer consejo y/o reflexión para iniciar nuestra andadura por este nuevo año acabado nada más y nada menos que en 13 !!!! es una borrachera diaria de paciencia con el objetivo principal de que “las cosas no empeoren”

Desear un próspero año nuevo en los tiempos que corren es como desearle a Frodo Bolson un feliz viaje hasta Mordor o como pedirle al Jocker que cambie de estilista (por ejemplo a ese regordete de Max Factor)... una auténtica tontería. Así pues os recomiendo paciencia con vuestra pareja (con sus inquietudes, necesidades y sus maravillosos defectillos), paciencia con vuestros hijos (con sus trastadas, rebeldías y reivindicaciones), paciencia con vuestros jefes (con sus chantajes, su ironía y su soberbia), paciencia con los amigos (con sus desplantes, brabuconadas y sus manías), paciencia con nuestros gobernantes (con sus recortes sociales, sus mentiras y su corrupción), paciencia, paciencia y más paciencia. Y todo esto para qué? Pues para intentar tamponar todos los malos augurios (excepto el del fin del mundo) y dificultades que para este 2013 se prevean.

A los que no tienen pareja ni hijos (ni la/los buscan), a los que trabajan por cuenta propia o simplemente están en el paro, a los que tuvieron y ahora no tienen amigos (porque eran más amigos de la novia que les acaba de dejar) y a los que les importa un pimiento los gobernantes de nuestro país les recomiendo que a la paciencia le añadan un poquito de alcohol para potenciar el efecto, eso sí, que tras la mezcla no se les ocurra coger el coche hasta pasadas por lo menos 24 horas... “Con paciencia... no conduzcas”

A continuación os dejo un monólogo del incomparable Leo Harlem sobre el alcohol. Que mejor que unas risas para empezar con buen pie el año.


1 comentario: